Un día después de la muerte del Hno. Jesús Gallardo (10 de Diciembre del 2011) escribí esto pero por “x” razones el escrito se quedó en mis borradores… es tiempo de que salga como un humilde homenaje a quién fuera mi director en secundaria y amigo de mi familia…

Tuve la oportunidad de conocerlo desde que yo era muy pequeño ya que mi papá trabajaba con él en la Salle, anualmente el Hno. Jesús llevaba a los maestros y a sus familias de viaje, me tocó ir en 3 o 4 ocasiones a Melaque, Jalisco (Pegado a Colima), una vez a la casa de los hermanos en Cuernavaca y una mas al rincón de Guayabitos… En aquel entonces seguíamos al hermano y nos peleabamos para que nos asignara tareas (como el despertar a todos con una campana para llamarlos a una oración antes del desayuno) o nos sentabamos a comer cocos que el mismo pelaba…

Como director (En la Salle Panorama) era completamente estricto pero debajo de esa careta de seriedad había un niño bromista, bajo su sonrisa encontrabas ese cariño que ya no se ve hoy en día en los Hermanos Lasallistas… un director impecable y un maestro de Historia que te la contaba así: “Aquí el avión, allá las bombas… PUM”.

No me dejarán mentir mis ex-compañeros de secundaría, un vale firmado por el hermano era oro molido, un vale era un pedazo de papel con su firma que te servía para aumentar un punto en la materia que quisieras (ya hoy en día los vales perdieron su valor ya que las nuevas generaciones no aprecian el valor de un solo punto); antes, ganar un vale del hermano era muy dificil, los vales eran contados y muy apreciados.

Una anécdota que recuerdo era que en las boletas de calificaciones (eran verdes) si reprobabas te marcaban tu calificación con un círculo rojo, asi que cuando llegó a dar las calificaciones a los compañeros que habían reprobado más de 5 materias le dijo: “Estas son las boletas de los arboles navideños, están llenas de esferitas…pero no van a dejar dormir al niño Jesús por los rebuznos”

El clásico “Avancen”

Después de formarnos para el recreo, en ocasiones, nos poníamos a gritar todos “doce, doce, doce” para que nos dejara salir a las 12:00 pm, pero nos decía “Los iba a dejar salir pero como gritaron ya no, avancen”… al día siguiente en la misma formación no se escuchaba nigún ruido (todos esperando que nos dejara salir temprano)  sólo decía “Avancen”… el sonido que se escuchaba después era un gran “Aaaahhhhhh =(“

En general una gran persona como ser humano, esa humanidad que los hermanos lasalllistas de hoy en día ya no tienen, al hermano Jesús le importaba el trabajo, la disciplina pero sobre todo le importaban las personas (a diferencia de la imagen… que hoy en día les importa tanto), la prueba es que aun a más de 10 años de salir de la escuela, aun recordaba el nombre de todos los miembros de mi familia, me preguntaba por ellos por nombre, algo dificil para quién fuera director de miles de alumnos no creen?

Cuando murió estaba como director en la Salle Américas donde también lo vi y lo saludé en una ocasión que fui de visita.

La última vez que lo vi fue en San Juan de los Lagos cuando yo iba de visita con mi familia, nos lo encontramos primero en la carretera y después en la entrada del templo, él, tengo entendido que era de por allá y se encontraba ahí visitando familiares.

Puedo decir sin temor que es de los únicos hermanos Lasallistas junto con el Hermano Raúl (quién fuera director general de La Salle Panorama y posteriormente se hiciera hermano visitador) y el hermano Adalberto Aranda (que era el único directivo que en la universidad De La Salle Bajío saludaba a cuanto alumno se encontraba a su paso) que yo llegué a respetar como grandes herederos de San Juan Bautista De La Salle…

Se nos fue un grande, se nos fue un educador incansable que luchó contra la diabetes y contra las enfermedades del corazón (tenía marcapasos) y aún así siempre lo veíamos con una sonrisa trabajando hasta el último día de su vida.

Tengo que decir que me decepcionó la manera en que la Salle Panorama le dio seguimiento a esto, tres lineas en facebook y en su página oficial (con errores ortográficos, si señores es “Gayosso” y no “Gallosso” el lugar donde se va veló)… Es todo lo que le han dado al hermano que dirigiera a la Salle Panorama y a la Salle Américas…

Pero no importa ya que los que fuimos sus alumnos y los que lo llegaron a conocer le estan dando el tributo que se merece, yo que tengo mas de 20 años de haberlo conocido, elevo mi voz al cielo y le digo: Gracias Hermano!!

Descanse en Paz, Hermano Jesús.