Este escrito es de mi gran amigo el Ing. Jesús Alberto Luna (Yoshiro), una de las personas que me inspiró la filosofía con la que trato de trabajar todos los días…

Me lo envió a mi correo en un lapso de inspiración y quiero compartirlo… así que presta atención si eres empleado o jefe de una empresa… básicamente, si trabajas… presta atención… porque, aunque este enfocado a la ingeniería y al mantenimiento se puede aplicar en cualquier área…

Reflexión:

Como sabes soy ingeniero electromecánico en instrumentación, y he dedicado mi vida profesional al mantenimiento y mi crecimiento en el área de calidad, mejora continua y procesos, enfocado a resolución de problemas desde su causa raíz

Hace muchos años cuando recién logré ser ingeniero, empecé a investigar lo que existe en la industria para mejorar mis funciones, hacer todo de la mejor manera, con los mejores resultados, mínima inversión y mínimo esfuerzo, aunque no siempre es posible combinar todo en una sola ecuación, te puedes acercar mucho y lograr el objetivo

Como personal de mantenimiento siempre estuve tras bambalinas, resolviendo problemas, implementando mejoras, analizando los procesos para mejorarlos y capacitando al personal para que las cosas sucedan, siempre sembrando la idea “es mejor curarse en salud, corrige el síntoma y evitas el problema”. Obviamente una persona dedicada ciegamente al mantenimiento siempre estará ocupado reparando algo, y aquí es donde inicia mi odisea y cambio de enfoque…

Poco a poco empecé a notar que el departamento de mantenimiento es generalmente despreciado, segregado ó simplemente ignorado en una empresa, a fin de cuenta, “son la gente sucia que repara las cosas“, por lo tanto, trabajadores mal pagados, con mínimas prestaciones y poca atención por parte del jefe o del empresario, y como es mi naturaleza, empecé a analizar la raíz de todo esto y la percepción que de mantenimiento se tiene

Poco tiempo después llegué a una conclusión: Al personal de mantenimiento se le trata como “Perros de rancho“: cuando hay una visita, fiesta o algo que celebrar… nos esconden, pero si hay algún problema, riesgo o algo sucio, cansado y no apreciado por hacer, nos sueltan para que nos matemos…

Cruel y simple.

Después de llegar a ese punto decidí hacer algo, cambiar por completo la actitud propia y de todo mi personal, convertirnos en un departamento orgulloso, valioso y poderoso dentro de la organización, a manera que los directivos y dueños vieran nuestra importancia y nos sacaran del olvido…

Empecé con mis muchachos, a quienes apodaba “mis choco roles” por el uniforme color chocolate que portábamos, empezamos a usar una frecuencia privada de radio y hablar en claves, de modo que nadie entendiera lo que nos decíamos. La estrategia inicial fué simple:

  1. Nosotros estamos solos, nadie nos apoyará mas de lo que nos apoyemos entre nosotros,
  2. A partir de hoy nadie nos llamará la atención ni nos dará una orden si no es nuestro jefe inmediato
  3. Si hay que hacer algo, ANTES de empezarlo deberán darnos TODAS las facilidades para ello
  4. Si nosotros detectamos una anomalía en un equipo, simplemente damos aviso por escrito de la falla y sus consecuencias de no entregarnos el equipo para resolverlo, con firma de enterado
  5. Hacer sinergia con los operadores de los equipos, capacitarlos para resolver desviaciones mínimas y ajustes de operación y que ellos nos retroalimenten con sus observaciones siempre que un equipo se intervenga
  6. El operador, aunque no es parte de mantenimiento, es el dueño del equipo, nadie mas que él es responsable si funciona o no
  7. Cada que reparemos un equipo el operador debe estar presente para ver que se le hace a su equipo, y mientras se interviene se le explica qué hace cada módulo o parte del mismo para que entienda su funcionamiento y sea mejor su operación y más rápida su detección de fallas
  8. Y finalmente el punto clímax del análisis… “Ventas trae el flujo de dinero, pero la utilidad la genera Mantenimiento”

En poco tiempo el departamento estaba transformado, los muchachos se dedicaban a resolver las fallas de los equipos, a dar servicios preventivos… y predictivos

Al inicio de turno tenía cada uno su hoja de trabajo de rutina, todos los preventivos y correctivos por hacer, y antes de tomar la herramienta, visitamos a cada operador para que nos diera sus comentarios sobre el desempeño de los equipos, así hacíamos servicios preventivos, ajustes y calibraciones que no están en los manuales ni rutinas, y poco a poco todo rindió frutos, 4 meses después bajamos el mantenimiento correctivo y aumentamos el preventivo de 73% a 96%, el uso de líneas de 23% a 54%, y tuvimos tiempo para sentarnos al menos media hora al día para analizar y realizar proyectos de mejora de equipos, tanto de maquinaria como transportadores, proyectos tan simples y económicos que se autorizaban sin problemas, pero con un gran impacto en productividad, calidad y reducción de mermas

Al fin del ciclo anual con esta modalidad de trabajo, se hizo una reunión general de la empresa para el informe financiero sobre utilidades, el resultado fué el siguiente…

Ventas totales: Reducción del 8% directo

Utilidad neta: Aumento del 13%

A los supervisores y jefes de venta se les dieron muchos premios por el aumento en la utilidad, desde celulares de última generación, pantallas de TV, tablets, computadoras portátiles y otras cosas, mientras mantenimiento, Bien, gracias… como siempre, Perros de Rancho

Días después tuve oportunidad de acercarme al Gerente de planta y formularle una pregunta… ¿Cómo es posible que tengamos aumento en la utilidad si vendimos menos?

“ingeniero, la utilidad aumentó aún con la reducción de la venta, porque Mantenimiento ha hecho estas acciones”

Se quedó impresionado, no estaba enterado de todo lo que durante poco más de un año estuvimos haciendo y transformando en la empresa

En total, además de la eficiencia de mantenimiento, reducción de fallas, eliminación de problemas de calidad y retrabajos de producto, reducción de tiempos muertos, transformación de maquinaria y equipos, mayor producción en menor tiempo, etc., nos dio un ahorro millonario en la empresa, beneficio del que participaron todo el cuerpo de ventas y tus servidores nada mas viéndolos disfrutar de nuestro esfuerzo, pero realmente satisfechos de todo lo que pudimos hacer nosotros mismos, del crecimiento que tuvimos y de que ahora trabajamos sin estrés, relajados y siquiera ensuciarnos… las ventajas de buen programa de mantenimiento y trabajar como el Mantenimiento Productivo Total lo dicta, producto de nuestro propio esfuerzo 😉

Poco después me salí de esa empresa, porque no había oportunidad alguna de crecimiento personal. El día de mi salida fui con el Gerente de ingeniería que nos visitaba en ese momento, y le entregué una carpeta de trabajo resumiendo todo lo que se había hecho, desde los análisis de ingeniería que hacía con mis muchachos hasta el resultado final, y otra con los proyectos grandes que planteaba a futuro para ganar un puesto más oneroso a tu servidor, antes de darme cuenta que no cabía la posibilidad. Al día de hoy mis muchachos trabajan solos, sin supervisor, porque los 8 candidatos que contrataron para cubrirme fueron rechazados por ellos, ahora sólo necesitan que les dejen las órdenes de trabajo impresas (que ellos mismos solicitan a quien controla el sistema) y les lleven la nómina…

En la empresa se han seguido trabajando e implementando los proyectos que dejé, y mis muchachos se comunican conmigo para mantenerme al tanto de estoy proyectos, o simplemente saludar a un viejo amigo con quien aprendieron a ser un equipo, ORGULLOSAMENTE DE MANTENIMIENTO

Después de ese trabajo he tenido otros dos más, en crecimiento económico y profesional, sin embargo el tenor siempre es el mismo, el empresario tiene a Ventas en primer lugar porque le interesa el ingreso, sin notar o enterarse que en realidad, Mantenimiento genera la utilidad…

Parafraseando a Magneto y Mistique… “Mantenimiento y Orgulloso

Por cierto… ¿Has notado que los líderes de los países económicamente fuertes y con mayor calidad de vida a sus ciudadanos… son ingenieros?

Por ejemplo, secretarios de energía:

Ingenieros

Espero que con el ejemplo y las conferencias que imparto de cuando en cuando a empresas sobre mejora, calidad y productividad desde el mantenimiento hagan conciencia y nuestra profesión sea dignificada

Saludos!