Los Protectores

Las fundaciones que conocí querían ayudar a cuantos animales pudieran, sin percatarse que estaban incurriendo en lo mismo que querían evitar, llegué a visitar los albergues y estaban repletos de perros y gatos, olía bastante mal… los animales, si, tenían un techo y alimentación pero carecían de cuidados, en la mayoría de los casos no contaban ni con una manta para echarse… Había decenas de animales en jaulas pequeñas donde muy a duras penas podían darse la vuelta, a la espera de que alguien los adoptara. Los protectores para mi se volvieron carceleros de animales, es como si me pasara por las calles recogiendo vagabundos y metiéndolos a la cárcel… ¿cambiarías tú…. comida y techo por libertad?