Pedro Infante a 56 años de su adiós

Si alguien en México quiere tener un ídolo, Pedro Infante es el modelo ideal para serlo, una persona de pueblo, un muchacho humilde que fue creciendo y encontrando la fama pero que ni aun en lo más alto de su carrera perdió el piso… gracias a esto se ganó varios títulos como el Ídolo de Guamuchil (Aunque realmente nació en Mazatlán), el Ídolo del Pueblo, el Ídolo de México o simplemente el Ídolo… un apasionado de la aviación, pasatiempo que le quitó la vida la mañana del 15 de abril de 1957 en la ciudad blanca de Mérida y cuando su vida se apagó con ella murió algo en México… Su muerte dio paso a la leyenda pero también a diversos sucesos que cambiaron para siempre a México, el pueblo nunca encontraría otro actor como él, quiso por un tiempo volcar su atención a diversos artistas, pero ni el mismo Cantinflas lograría lo que el joven carpintero de provincia… y con su muerte también comenzó el fin de la época de oro del cine nacional…

Félix Gastón Hernández Zatarain

Gastón falleció el 1 de septiembre a los 47 años a causa de un cáncer que se le detectó en junio de este año.

En lo personal tengo gratos recuerdos de él, ya que fue mi titular en el último año de preparatoria en la Salle Panorama, se me hace curioso que en la nota del periódico no hayan siquiera mencionado que Gastón perteneció a esta institución, más allá de los rencores que pudiera tener su familia con la comunidad lasallista, creo que también nosotros (los lasallistas) tenemos gratos recuerdos de él. Como director de teatro y titular de grupo, dejó huella en más de uno a lo largo de su historia en esta institución.

Fue un maestro original, recuerdo que utilizaba mucho sus conocimientos de psicoterapia para hacer que el grupo se uniera, teníamos clases donde platicabamos de nuestros problemas personales, sacabamos nuestros miedos y nuestras inquietudes… lo padre es que todo el grupo “jalaba parejo”… fue bueno compartir con él el último año dentro de esa etapa.