Un día como hoy pero de 1945, la ciudad de Hiroshima sufrió el primer ataque nuclear de la historia, no conformes con los resultados, el gobierno de los Estados Unidos lanzó una segunda bomba sobre la ciudad de Nagazaki 3 días después…

Estos horrendos acontecimientos marcaron el fin de la segunda guerra mundial con el rendimiento del Japón… y aunque la historia la hacen los vencedores… no cabe duda que con esta acción comenzó la era nuclear y ahora todos los habitantes del planeta vivimos con el Jesús en la Boca de que empiece una Tercera Guerra que sin duda acabaría con el mundo como lo conocemos…

Muchos justifican la acción, ya que dicen, estaba planeada una invasión al Imperio del Japón que hubiera dejado más muertos, sin mencionar que la guerra se hubiera alargado… pero… ¿Cuándo entenderán los Gobiernos que la guerra no es la solución para todo?… Ojalá y llegue un momento en que las personas se entiendan…y dejen de pelear por simples pedazos de papel y de metal (dinero por si no me entienden)

Les dejo dos canciones que hacen referencia a este acontecimiento:

Krzysztof Penderecki (1933), músico polaco, compuso en 1960 esta obra, que sería galardonada con el premio de la Unesco. Su estreno oficial tuvo lugar en 1961, en Varsovia, por el conjunto de cuerdas de la Orquesta Filarmónica de Cracovia.
“Treno” es un canto fúnebre, una lamentación por alguna calamidad o desgracia.
Casi diez minutos de una música que en ciertos momentos puede incomodarnos y hacernos revolver en nuestro asiento, pero que debemos escuchar pensando en el motivo por el que fue compuesta: una de las mayores catástrofes provocadas por el hombre contra sí mismo.
Hay lugar para la esperanza, para creer que no se repetirá, por eso el video cambia del negro al color, de las fotos de los hechos a las de la Hiroshima actual y su memorial por las víctimas, terminando con el gran Torii de la isla Miyajima.
Orquesta Sinfónica de la radio nacional polaca
Director Krzysztof Penderecki

La segunda es una composición del cantante y actor Ney Matogrosso, llamada la Rosa de Hiroshima, una canción que habla sobre lo que dejó la bomba, las consecuencias, la radiación, el daño a las personas…